Saltar al contenido

Trending topics

¿En que consiste el robo de identidad?

Luciana Marques

22.07.20 6 min. de lectura

¿Qué es el robo de identidad?

El robo de identidad consiste en el uso de la información confidencial de una persona sin su previo consentimiento. Los criminales hurtan la información personal de la víctima, para hacerse pasar por ella y actuar en su nombre.

Los hackers tienen como objetivo ganar dinero u obtener otros beneficios a expensas de la persona. Por lo tanto, la identidad de ella en sí misma no suele ser el blanco real del robo. Los criminales la utilizan como una herramienta para conseguir algo más. Sin embargo, este tipo de delitos puede dañar la reputación de los afectados.

El robo de identidad se ha trasladado a la web

Cuando los delincuentes se apoderan de una identidad real o de un correo que contiene información personal, el robo de identidad también puede ocurrir offline. Sin embargo, durante los últimos años gran parte de los fraudes se ha llevado a cabo en la web. Esto, porque hay toneladas de información privada dando vueltas en internet.

Muchas cuentas en línea, como las redes sociales o de compras, incluyen información delicada que los piratas pueden utilizar para cometer robo de identidad. Estos datos puede ser, por ejemplo, el nombre completo, la dirección del hogar, el cumpleaños, el número de tarjeta de crédito, etc. Los hackers tienen múltiples maneras de extraerlos y frecuente lo hacen en grandes cantidades a la vez.

Por otra parte, los cibercriminales corren un riesgo mínimo de ser atrapados. El robo de identidad hoy en día ocurre principalmente en línea, donde ellos pueden acceder a información confidencial, por ejemplo, a través de filtraciones de datos o estafas de phishing.

Cualquiera puede convertirse en víctima

Si hay algo que sabemos sobre los cibercriminales es que no discriminan. Si usted es víctima de un fraude, probablemente esto no sea nada personal. Los delincuentes no tienen ni idea de quién es, ni tampoco les importa. Toda oportunidad de obtener lucro es bienvenida.

Mucha gente suele creer que no tienen nada que robarles o que nadie querría robar su identidad. Los usuarios de la web piensan que no tienen suficiente dinero, que son demasiado viejos o que son un blanco poco interesante, ellos sienten que “no valen la pena”. Desafortunadamente, eso no es así, especialmente si consideramos que no es la identidad en sí el objetivo final.

Las tarjetas de crédito y los préstamos pueden ser solicitados a nombre de cualquier persona,  incluso a nombre de menores y ancianos. Los delicuentes no son misericordiosos y tienden a aprovecharse de quien consideran un blanco fácil. El nivel de bienestar económico de la posible víctima tampoco influye en el robo de identidad. Es más, las personas de ingresos más bajos sólo tienen más dificultades para recuperarse de los posibles daños del robo de identidad, en comparación con usuarios más adinerados.

 El daño causado puede ser grave y prolongado

Para potenciar sus ganancias, los cibercriminales usan la información robada tan rápido y tanto como les es posible. Ellos pueden causar un daño enorme a las víctimas antes de que éstas cambien las claves de acceso, congelen las tarjetas de crédito o tomen otras medidas. Mientras los hackers escapan con el dinero y los bienes obtenidos, a la víctima le quedan sólo las facturas.

En muchos casos la persona ni siquiera se percata de que su identidad ha sido usurpada hasta que empieza a recibir cuentas o es contactada por acreedores o las autoridades. Normalmente esto causa no sólo consternación, sino que problemas personales a largo plazo, además de daños económicos.

A eso se le suma que investigar y compensar los daños causados por un delito de este tipo requiere mucho tiempo y esfuerzo. Lamentablemente, eso es sólo tarea de la víctima, hecho que causa mucha angustia emocional.

A pesar de lo mencionado, usted puede proteger su información online privada y aunque ningún método es a prueba de errores, aquí hay 5 maneras efectivas de protegerse contra el robo de identidad en línea:

  1. Configure su correo electrónico para ser monitoreado

Los correo electrónicos suelen estar vinculados a información confidencial importante. Cuando un servicio en línea que usted utiliza es hackeado, dichos datos puede terminar en manos de delincuentes. Si sus datos se filtran, aumentará la posibilidad de convertirse en víctima de robo de identidad.

Pero si no tiene conocimiento de lo ocurrido tampoco puede protegerse contra posibles consecuencias. Para evitar que algo así suceda, usted puede utilizar ID PROTECTION de F-Secure. La herramienta supervisa su dirección de correo electrónico las 24 horas del día, los 7 días de la semana y emite una alerta si descubre que forma parte de una filtración de datos. Además, usted recibe asesoramiento de alta calidad sobre qué hacer a continuación.

Asimismo, puede utilizar ID Theft Checker de F-Secure de forma gratuita para verificar si su Mail ya ha sido utilizado en algún fraude.

  1. Utilice claves fuertes y únicas

Las passwords son usados para registrarse en todos los servicios que utiliza y su información privada en las cuentas en línea está vinculada a las claves de acceso. Por eso la seguridad de ellas es fundamental. Los criminales suelen robar sus claves aprovechando fallas de seguridad, realizando phishing, difundiendo malware e interceptando su tráfico en la web.

Para mejorar su seguridad utilice passwords fuertes y únicos y que sean difíciles de descifrar. De esta manera, si uno es hackeado, el daño se limitará a una sola cuenta. Pero si los reutiliza, todas las demás cuentas también pueden verse en peligro. Por eso recomendamos que utilice un administrador de claves, como el ya mencionado ID PROTECTION, para guardar y gestionar sus claves en todos sus dispositivos electrónicos.

  1. Use software antivirus

El malware y los virus informáticos son una de las principales causas de la filtración de información confidencial. Hackers pueden hurtar sus claves y/o información bancaria desde su dispositivo sin que usted se dé cuenta. Muchos tipos de programas maliciosos están diseñados para hacer esto.

Sin un software antivirus es muy difícil percatarse si su dispositivo tiene malware y, la mejor manera de deshacerse de él, es prevenir el contagio inicial. Asegúrese de que su dispositivo tenga un software antivirus actualizado.

  1. Tenga cuidado al abrir links y archivos adjuntos

Los sitios de phishing están hechos para parecer auténticos y para engañarlo con el fin de que les dé su password. Las URL de esas páginas web pueden tener sólo una letra de diferencia con el sitio real, lo mismo ocurre con la dirección del remitente de correos electrónicos. Si usted ingresa sus credenciales de acceso, el propietario del sitio puede apoderarse de ellas.

Tenga cuidado al hacer clic en cualquier link o archivo adjunto desconocido, especialmente en los Mails. No sólo pueden conducir a sitios de phishing, sino que también pueden incluir malware. Compruebe el emisor y la URL del sitio antes de dar información.

  1. Use una VPN en las redes públicas

Es imposible tener certeza sobre si una red WiFi pública es segura o no. Su nombre de usuario, sus claves, mensajes e información bancaria pueden ser interceptados por entidades criminales en dicha red.

Una VPN codifica su tráfico en la web para que no pueda ser interceptado por terceros. De esta manera puede usar las redes WiFi sin tener que preocuparse de que sus datos puedan ser extraídos por hackers. Siempre úse una VPN cuando se conecte a redes públicas WiFi.

Sepa más acerca del robo de identidad digital descargando el rerporte:

Descargar ahora
Luciana Marques

22.07.20 6 min. de lectura

Categorías

Escribe un comentario

¡Ups! Hubo un error publicando tu comentario. Inténtalo de nuevo.

¡Gracias! Tu comentario aparecerá una vez que sea aprobado.

Publicando comentario…

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículo destacado

Artículos relacionados

Newsletter modal

Gracias por tu interés en el boletín de noticias de F-Secure. En breve recibirás un correo electrónico para confirmar la suscripción.