Saltar al contenido

Trending topics

Lo bueno y lo malo que hacen los padres con respecto a la seguridad web de sus hijos

Luciana Marques

02.05.19 4 min. de lectura

Los padres ya parecer tener una buena idea a la hora de cerciorarse de que sus hijos estén seguros en internet.

“La seguridad comienza conversando con sus hijos sobre cómo ellos utilizan el internet y las redes sociales. Eso es similar a la forma en que se les pediría que actuaran en el mundo real”, explica Tom Gaffney, consultor principal de F-Secure.

Uno les pregunta adonde van, con quien van a andar por ahí y qué harán, lo habitual en de la crianza de los hijos. Hacer lo mismo con ellos en el mundo virtual es la clave para ayudarlos a operar con seguridad. La buena noticia es que la mayoría de los padres parecen estar conscientes de esto, así lo reveló una encuesta de Twitter realizada el día para un Internet más seguro.

Padres e hijos estan conversando

Los resultados fueron que 3 de cada 4 padres habían ya hablado con sus hijos sobre peligros en el internet y/o acoso cibernético y más de un tercio dijeron hacerlo “regularmente”. Otro 8% afirmó que discutiría estas materias si supiera como hacerlo.

A pesar de que un número considerable de los padres de hoy en día crecieron con la web, ellos no se criaron en un mundo donde la existencia online y offline eran prácticamente inseparables.

Una sorpresa de la encuesta es que incluso muchos adolescentes se preocupan por la cantidad de tiempo que pasan mirando alguna pantalla. El instituto de investigación Pew descubrió el año pasado que el 90% de los niños de 13 a 17 años dijeron que pasaban demasiado tiempo en internet y que eso es un problema. La verdad es que cuando los niños se convierten en adolescentes – y cuando pasan un promedio de 9 horas online diarias – es mucho más difícil controlar sus actividades en internet, especialmente si no se ha conversado anteriormente acerca de medidas de seguridad en la web.

Por esta razón el experto recomienda a los padres que se familiaricen con las guías del sitio InternetMatters.org. De esta manera podrán sentirse seguros de hablar con sus hijos apenas ellos empiecen a visitar sitios más allá de juegos o aplicaciones simples.

Otra área en la que los padres se lucen en nuestra encuesta es la de las claves: 7 de cada 10 padres afirman haber hablado con sus hijos sobre la importancia de tener contraseñas sólidas y únicas. Asimismo, el 59% pone límites al tiempo que sus hijos pasan frente a alguna pantalla.

Hay que continuar en diálogo

A partir de acá, los resultados de la encuesta ya no fueron tan alentadores.

Sólo la mitad de los padres habían hablado alguna vez con sus hijos sobre algo que a ellos les haya perturbado en la web. Como adulto lo más probable es usted rara vez pase el día sin encontrarse con algo desagradable o inadecuado en el internet. Piense que si su hijo no le ha planteado ninguna cosa perturbadora que haya visto en línea, esto significa que él simplemente no está hablando con usted sobre lo que ve.

Por otra parte, sólo el 31% de los padres afirmaron que utilizaban controles parentales digitales. Sin embargo, un 20%  dice que está planeando usar dichas herramientas.

A pesar de que quizás se pueda decir que somos parciales porque F-Secure TOTAL incluye nuestra poderosa función de Reglas de familia, ésta ayuda a los padres a establecer límites a sus hijos en el ciberespacio, de la misma forma en que lo harían en el mundo real. Proteger a los adolescentes en internet es mucho más difícil sin ayuda tecnológica.

YouTube es un ejemplo de por qué la confianza es tan importante


Si usted no desea o no usa el control parental digital, usted puede tomar un rol activo en el establecimiento de los sitios web y las aplicaciones que su hijo podría usar. El mejor ejemplo de ello es YouTube, un sitio que los padres suelen querer monitorear.

“Cuando mis hijos eran pequeños yo bloqueaba el acceso a YouTube en los dispositivos de mi casa y les permitía a los niños acceder sólo cuando yo estaba cerca”, recalca Tom. “Yo me sentaba a mirar con ellos y además les pedía que no hicieran clic a ningún link sin mostrármelo primero.”

Por suerte criar a un niño en el mundo virtual no es muy diferente a criarlo en el mundo real. Eso si que hay que tener en cuenta que hay muchas más opciones. Se podría afirmar que dejar a un niño solo en YouTube es como dejarlo suelto en un cine múltiplex. La diferencia es que en vez de unas pocas películas nuevas a la semana, en este lugar se agregan 300 horas de video por minuto.

Es claramente imposible vigilar todo. Pero usted puede conversar sobre lo que se debe tener en cuenta, si lo empieza a hacer, sus hijos aprenderán a mantener el diálogo.

Luciana Marques

02.05.19 4 min. de lectura

Categorías

Escribe un comentario

¡Ups! Hubo un error publicando tu comentario. Inténtalo de nuevo.

¡Gracias! Tu comentario aparecerá una vez que sea aprobado.

Publicando comentario…

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Newsletter modal

Gracias por tu interés en el boletín de noticias de F-Secure. En breve recibirás un correo electrónico para confirmar la suscripción.