Saltar al contenido

Trending topics

¿Qué pasos debe seguir cuando su correo electrónico ha sido hackeado?

Luciana Marques

05.11.19 4 min. de lectura

Con regularidad sale a la luz la filtración de algún sitio web o de un servicio importante. Por ello es conveniente cuestionarse si nuestros datos han sido parte del ciberataque y si nuestras claves y/o direcciones de correo electrónico han terminado en manos de delincuentes.

Infiltrar una cuenta de correo electrónico es frecuentemente el primer paso para el robo de identidad. Si usted ha sido víctima de ello, su cuenta puede usarse para comprar productos a su nombre, para propagar malware o incorporarse a una red de bots. Asimismo, puede resultar que sus otras cuentas también sean hackeadas, si es que ha conectado la información de su tarjeta de crédito con las mismas claves de acceso para otras cuentas. Si lo ha hecho, el cibercriminal que ha robado su información también puede causar estragos en todas ellas. Ésto es serio, ya que podría causar daños económicos y, a través del robo de identidad, también puede ocasionar problemas legales.

Hay muchas maneras de hackear su cuenta. Puede tratarse una infiltración clásica o su correo electrónico puede ser pirateado a través de ataques de malware en cualquiera de sus dispositivos electrónicos o por actividades de phishing. Usted puede corroborar si ha sido víctima de un ciberdelito, por ejemplo, en www.haveibeenpwned.com. De lo contrario, es difícil saber de qué forma su correo electrónico ha sido comprometido. Más vale prevenir que curar, por eso aquí le mostramos cuatro maneras de protegerse:

 

  1. Asegúrese de que su programa antivirus y su sistema operativo estén actualizados

El software se actualiza regularmente para evitar que los piratas utilicen los defectos y debilidades del software como puerta de entrada, es decir, los updates no sólo mejoran el software, sino que también lo hacen ser más seguro. Actualice sus programas de seguridad y los del sistema operativo de cada uno de sus dispositivos para así protegerse adecuadamente. Le recomendamos activar los updates automáticos si desea ahorrar tiempo.

 

  1. Cambiar sus claves de acceso

Aunque parezca obvio, debería ser hábito el cambiar las claves de acceso de vez en cuando y eso es imprescindible si usted sospecha o sabe que su correo electrónico ha sido hackeado. Asimismo, aconsejamos cambiar todas las claves de acceso de sus cuentas, si usted las ha reutilizado para otras cuentas. Claro que es tedioso tener diferentes passwords, pero se trata de su propia seguridad y  ¿se puede estar demasiado seguro?

Si su clave de ingreso a una cuenta ha sido cambiada por piratas no se preocupe. Es factible que todavía pueda restaurarla por medio de la función “olvidó su clave”, siempre y cuando haya predeterminado preguntas de seguridad o una dirección de correo electrónico o un celular de reserva.

A propósito preguntas de seguridad, éstas también hay que cambiarlas, ya que los cibercriminales posiblemente hayan descifrado sus preguntas de seguridad, especialmente si usted escogió respuestas que se pueden deducirse basándose en sus perfiles de redes sociales o a través su información personal.

 

  1. Escanea dispositivos electrónicos en busca de malware

Incluso si usted sabe que solo una de sus cuentas fue infiltrada, es una buena idea realizar un análisis completo de su dispositivo. Hágalo regularmente, incluso si todo parece estar bien. Si ha encontrado malware cambiar sus contraseñas no es suficiente, ya que el hacker puede tener acceso a sus nuevas claves, por ejemplo, a través de un keylogger. Si el escáner detecta una infección, vuelva a cambiar sus nuevas claves, ya que tambiér pueden haber sido afectadas.

 

  1. Revise la configuración de su correo electrónico

Si ha sido hackeado, el correo electrónico puede configurarse para que haga cosas que ud no haría, como reenviar sus mensajes al pirata o mandar automáticamente mensajes que propaguen malware o spam. Revise su configuración y compruebe si hubiese algo alarmante.

Es posible además enviar un correo a sus contactos o publicar en los medios sociales que su cuenta ha sido pirateada. Esto puede evitar que sus contactos se infecten con malware al abrir cualquier archivo adjunto enviado desde su mail.

 

¿Cómo puede protegerte para no ser ser hackeado?

Tenga siempre cuidado al abrir archivos o instalar programas y, si lo hace, hágalo sólo cuando confíe en el origen del archivo. Lo más probable es que usted no haya ganado la lotería, que su banco o las autoridades tampoco le pidan que autentifique la información online y que las “hot milfs” de su área se comuniquen por otros medios con usted.

Una buena manera de hacer que resulte más difícil piratear su cuenta es activar la autenticación de dos factores. Muchos bancos y proveedores de servicios la utilizan, siga su ejemplo y úsela cuando sea posible.

Por último, utilice siempre claves de acceso seguras. Cuanto más difícil sea adivinar la clave, mejor. No reutilice sus claves de acceso, especialmente en el caso de cuentas importantes. Piense que si usted tiene un administrador de claves, sólo tiene que recordar una para acceder a todas las demás. F-Secure KEY, nuestro administrador de claves, es gratuito en cualquier dispositivo electrónico y está incluído en F-Secure TOTAL.

Luciana Marques

05.11.19 4 min. de lectura

Categorías

Escribe un comentario

¡Ups! Hubo un error publicando tu comentario. Inténtalo de nuevo.

¡Gracias! Tu comentario aparecerá una vez que sea aprobado.

Publicando comentario…

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículo destacado

Artículos relacionados

Newsletter modal

Gracias por tu interés en el boletín de noticias de F-Secure. En breve recibirás un correo electrónico para confirmar la suscripción.